¿Está en tus planes poder expandirte hacia otros mercados, pero te frena el sólo pensar en lo complicado que puede ser? En este artículo te contamos cómo conseguirlo sin ningún tipo de problemas.

Sabemos que el comercio electrónico trajo infinitas oportunidades a las empresas y hoy tienen un mercado que ya no conoce de fronteras. De esta manera, las empresas pueden expandirse internacionalmente y hacer crecer su negocio. Pero en el momento en que ponen estos planes sobre la mesa, inmediatamente surgen las dudas de qué tan difícil puede ser llevarlos a cabo.

La cadena de suministro de una empresa tiene el objetivo de distribuir los productos en los lugares y tiempos estipulados, y cumpliendo con la calidad de servicio que demanda el consumidor final. Pero ¿qué pasaría si, a la dificultad que implica organizar la logística para distribuir mercadería, le sumamos el reto de que sea hacia otro país?

No nos adelantemos tanto, primero empecemos por los aspectos más básicos.

¿Qué es un centro de distribución?

Es una instalación logística quehace de intermediario en la cadena de suministro y se encarga de recibir los productos de diversos orígenes, organizarlos, almacenarlos y despacharlos posteriormente.

Estos centros se caracterizan por estar diseñadospara optimizar y hacer más rápido el proceso de distribución.Por ello, para reducir tiempos y costos de transporte, deben estar en zonas cercanas a rutas principales, aeropuertos, puertos marítimos y zonas de carga.

¿Cómo operar exitosamente un centro de distribución?

Para conseguir que un centro de distribución funcione perfectamente, se debe poner foco en los siguientes aspectos.

-Optimizar los procesos operativos: La optimización de las tareas operativas y una correcta logística del transporte trae como resultado una disminución de tiempos y costos en la empresa, al reducir los errores manuales y en la planificación de las rutas de traslado.

A su vez, favorece al aumento de su productividad.

-Reducir los tiempos de entrega: El consumidor de hoy exige mayor velocidad en la entrega de los productos que adquiere. Por eso, los centros de distribución deben estar ubicados en lugares estratégicos a nivel logístico para que el lapso, desde que se recibe la orden hasta que el producto se entrega, sea menor.

-Ofrecer un servicio de calidad: Los centros de distribución son claves porque ayudan a agilizar los tiempos y brindan seguridad en el traslado de los productos, exigencias primordiales del consumidor final actual.

¿Cómo podemos ayudarlo a expandirse?

Ahora sí, vayamos a lo importante ¿Qué tan difícil es extender el negocio a nivel internacional? Si se cuenta con un socio estratégico con experiencia y el know-how indicado, es un proceso un poco más sencillo.

Nuestros sistemas motorizan la actividad diaria de diversos operadores logísticos de alcance nacional e internacional que se encuentran en varios países de la región. ¿Cómo lo hacemos?

-Estandarización de Procesos: analizamos el desarrollo de la distribución y el almacenamiento en sus operaciones logísticas basadas en las particularidades de la región, con el objetivo de aumentar la productividad y reducir los costos involucrados en los procesos.

-Diseño de la cadena de Suministro: contamos con las herramientas adecuadas para desarrollar un sistema de suministro altamente efectivo, tanto a nivel operativo como a nivel económico. Esto le permitirá superar múltiples retos como mantener un nivel de inventario adecuado, planificar sus centros de distribución o almacenes de manera eficiente, implementar la infraestructura requerida, capacitar al personal, definir una administración inteligente para sus unidades de transporte y conservar la trazabilidad completa a lo largo de toda su distribución.

-Procesos de IT para Logística: contamos con el conocimiento necesario para asesorar a lo largo de todo el proceso de incorporación de IT, desde la evaluación de alternativas, la selección del sistema, la planificación y puesta en marcha de la infraestructura y el equipamiento necesario hasta el proceso de testeo interno y la eventual puesta en marcha.