La pandemia nos agarró desprevenidos y nos vimos envueltos en un caos. Pero hay algunas acciones que se pueden realizar en tu empresa para estar más preparado ante los nuevos cambios que puedan surgir.

La crisis del COVID puso a prueba la capacidad de reacción de todas las empresas.De repente nos encontramos conun escenario en constante cambio: el comercio electrónico tuvo un crecimiento desmedido, los consumidores se volvieron más exigentes y adoptaron nuevos hábitos de compra, sumado a los centros de almacenamiento desbordados por la demanda. En resumen, podríamos decir que las empresas se vieron inmersas en un caos absoluto.

Si algo aprendimos en estos últimos meses es que los cambios llegan rápido y sin avisar. Y en esta ocasión podemos agregar también que llegaron para quedarse. Hoy las compras online son parte del cotidiano de las personas y el comercio electrónico todavía no alcanzó su techo, por lo que seguirá creciendo en volumen de demanda y operaciones.

¿Es posible responder rápidamente a estos cambios?

Para poder estar a la altura de las demandas del mercado es indispensable que las empresas se planteen estrategias para optimizar los procesos de la cadena de suministro. De esta manera, podrán estar más que preparadas y hacer frente a los futuros retos que aparecerán.

Hay cuatro pasos fundamentales que una empresa tiene que dar para tener procesos de almacenamiento y distribución más eficientes:

  • Mantener el inventario actualizado: es necesario conocer en todo momento el stock disponible, los movimientos de entrada y salida de mercadería, y los niveles de ocupación del depósito para poder abastecer la demanda de los clientes.
  • Organizar el picking: ante el incremento en las operaciones, mejorar la operatividad en la preparación de los pedidos resultará en un aumento de la productividad en el área de pickeo.
  • Ofrecer trazabilidad: garantizarle al cliente la información en tiempo real de su pedido permitirá que tenga clara la situación en que se encuentra, su ubicación y en qué momento llegará a sus manos.
  • Acortar los plazos de entrega: los consumidores hoy exigen que sus pedidos lleguen más rápido y de forma segura. Para lograrlo es importante mantener un orden a lo largo de toda la cadena de suministro, lo que permitirá que los procesos en la cadena de operaciones sean menores.

¿Cómo puede ayudarte la tecnología?

Ya no está en discusión si las empresas deben apostar por la tecnología para mejorar sus servicios y así mantenerse competitivas en el mercado. Hoy el foco está puesto en que, para alcanzar el éxito, deben disponer de una logística flexible y escalable que pueda adaptarse a los constantes cambios que surgen.

La implementación de soluciones tecnológicas en los diferentes procesos logísticos aumenta la eficacia en los procesos, mejora la calidad de servicio que se ofrece, genera un ahorro de tiempo y costo para las empresas y el consumidor final, y reduce los tiempos de respuesta ante estos desafíos constantes.

¿Por qué GT WMS y GT TMS pueden ser tus mejores aliados?

Nuestras soluciones tecnológicas simplifican los procesos logísticos para que puedas realizar los cambios necesarios en tu empresa sin mayores inconvenientes.

Pero, ¿cómo pueden ayudarte?

-WMS brinda un sistema de reportes online para acceder las 24 horas a información actualizada sobre los niveles de stock disponibles y movimientos de mercadería, entre otras opciones, asegurando un mejor control de los productos que se mantienen almacenados.

-Además, permite manejar el picking por pedido o por ola y organizarlo de manera óptima cuando hay variadas combinaciones de productos, incluyendo los de mayor rotación.

-Ya sea a través de notificaciones automáticas por email o un micro-sitio de trackeo, nuestras soluciones brindan una completa trazabilidad de toda la operación, desde el momento de recepción de la carga, pasando por su posterior despacho, hasta la entrega al consumidor final, brindando visibilidad en tiempo real del estado de su producto.

-Gracias a la optimización de los procesos en los depósitos que brinda WMS, sumado a que la herramienta TMS permite realizar una planificación inteligente del circuito de entregas y recursos, es posible prever y acortar los plazos de entrega para que el consumidor final tenga el producto en sus manos lo más rápido posible.